RODEATE DE GENTE QUE TE APOYE

jueves, 4 de mayo de 2017



Ana acababa de terminar un examen de derecho político, le había salido mal.

Su preocupación era como decírselo a su novio.

Paseó durante dos horas, buscando la mejor forma de hacerlo.

Cuando llegó a casa, se lo encontró esperando, sentado.


Su reacción al oír lo que Ana le contaba, fue echar abajo toda una estantería llena de libros.

Estaba enfadado.

Él mismo llevaba cinco años estudiando una carrera que era de tres, pero estaba enfadado con Ana.

A partir de ahí, ella casi nunca aprobaba un examen.

Estudiaba con él al lado pero no aprobaba.

PODCAST RODEATE DE GENTE QUE TE APOYE
CLICA AQUÍ




Pasado un tiempo la vida de Ana se complicó, falleció su madre, dejó la carrera y además se separó de su novio.

Cuando se casó con su marido, él la animó para volver a estudiar y no sólo la animó sino que cuando Ana decidió continuar su carrera, él la ayudó todo lo que pudo para que tuviera éxito.

Ana no sólo aprobó curso por año, sino que además lo hizo con un buen expediente académico.

Hoy tiene su propio despacho y ejerce como abogada

Yo la conocí cuando ambas cursábamos cuarto de derecho en la UNED.

Lo normal es que casi todos los que estudiamos allí tengamos una historia detrás.

Un día me contó la suya y lo más curioso es que mientras me la relataba me decía que durante muchos años e incluso ejerciendo ya como abogada, no había recordado el episodio sucedido con su novio.

Nunca se paró a analizar porque antes no tenía éxito en los estudios y más tarde sí.

Cuando alguna vez le había venido a la cabeza, lo había achacado a la inmadurez con la que comenzamos en la universidad, también llegó a pensar que la muerte de su madre la había hecho madurar y eso se había reflejado en los estudios.

Ana había olvidado por completo el incidente con su novio, pero el subconsciente se encargaba de recordárselo cada vez que se sentaba a estudiar y en lugar de pensar en lo que estudiaba, pensaba en la bronca que le esperaba con su novio si el examen no salía bien.

Como ves, a veces sucede que las personas que te rodean pueden llevarte a la gloria o al más profundo de los infiernos.

Ana, consciente o inconscientemente aprendió a rodearse de personas positivas y dejar a un lado las llamadas personas tóxicas.

Y le fue bien.

Tú tienes que hacer lo mismo, en el caso de que al leer ésto te sientas identificado.

Si ves que no avanzas en los estudios como quisieras, no es que seas torpe, hoy en día no hay nadie torpe.

Simplemente tienes que hablar con el subconsciente, y dejar que te cuente .

Si lo escuchas atentamente, descubrirás donde radica el problema y así podrás ponerle solución.


Porque como decía Bernardo Stamateas "la persona descalificadora tiene como objetivo controlar nuestra autoestima, hacernos sentir nada ante los demás,para que de ésta forma ella pueda brillar y ser el centro del universo".


INFORMACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario